Un informe de la Contraloría General de la República detectó situaciones de riesgo en la ejecución de tres obras de rehabilitación de infraestructura de riego que se desarrollan en los distritos de Catacaos, Morropón, Piura y Tambogrande, por un monto de 12 millones de soles y que forman parte de los proyectos de Reconstrucción que realiza el Ministerio de Agricultura a través del Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI).

INFORME

El órgano de control supervisó los procedimientos de convocatoria y ejecución a fines del año 2018 de la obra “Rehabilitación del servicio de agua para riego en el canal Manzanares en el distrito de San Juan de Bigote, en la provincia de Morropón”, valorizada en 2 millones 385 mil 946 soles.

Tras la visita de campo observaron que la entidad a cargo de la ejecución, el Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI), no previno que la empresa contratista “Consorcio Manzanares” entregue el expediente técnico elaborado en la fecha prevista.

Según el informe, el expediente final debía entregarse el 6 de diciembre de 2018 pero no se cumplió con el plazo.

La Contraloría General de la República concluye que esta situación adversa pone en peligro la ejecución de la obra ya que afecta el plazo de culminación.

Refiere, además, que corresponde una penalidad por cada día de retraso en la entrega de dicho documento.

Se menciona también que la ejecutora no ha subsanado la observación sobre la falta de supervisión en la elaboración del primer avance del expediente, que ya se le había informado con anterioridad.

Por otro lado, el personal del órgano de control también halló situaciones adversas en la ejecución del proyecto “Rehabilitación del canal Narihualá, en los distritos de Catacaos y Cura Mori”, cuyo monto de inversión es de S/ 2,307,419.5.

Los fiscalizadores detectaron que la entidad ejecutora no previno que el Núcleo Ejecutor para la Reconstrucción del Canal Lateral Narihualá establezca penalidades al residente de obra, quien no presenta su constancia de habilidad y se ausentó de manera injustificada del proceso constructivo de la obra.

La Contraloría concluye que la directiva general no establece sanciones contra el residente en caso de incumplimiento; por lo que esto afectaría la culminación de la obra en los plazos establecidos.

Por último, se encontró otra situación de riesgo en el proceso de convocatoria del proyecto “Rehabilitación del sistema de riego en San Juan de Curumuy, Cerezal, Quebrada, Lágrimas de Curumuy, Olivares y San Fernando, en los distritos de Piura y Tambogrande”, valorizado en S/ 8,409,653.50.

De acuerdo al informe N° 028-2018 de la Contraloría, se halló que la entidad llevó a cabo dos procedimientos de selección en simultáneo, los cuales contienen las mismas bases administrativas y términos de referencia.

La convocatoria se publicó con montos diferentes en la página del Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (SEACE).

El órgano de control manifiesta que esta situación ocasiona que no halla información clara y coherente, lo que afecta la transparencia de los procedimientos.

La Contraloría informó a la entidad sobre los hallazgos para que tome las acciones correctivas correspondientes.

EJECUCIÓN

Como se conoce, actualmente son 18 los proyectos de rehabilitación de canales de riego que se encuentran en ejecución a cargo del Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI) del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

El director ejecutivo del PSI, Huber Valdivia Pinto, informó en su momento, que en la región Piura son 157 obras de rehabilitación de infraestructura de riego dañada que se ejecutarán en los próximos años por un monto de inversión de más de 400 millones de soles.

Cabe mencionar que, en el departamento de Piura se han conformado nueve Núcleos Ejecutores para la Reconstrucción (NER) que están integrados por las juntas de cada sector, las mismas que disponen de los recursos para la ejecución de estos proyectos.

Las autoridades del sector agrícola tienen planeado la creación de otros 50 núcleos ejecutores para este año, con el fin de que los mismos agricultores ejecuten sus propios proyectos para su beneficio.

OPINIÓN

El presidente de la Junta de Usuarios del Chira Piura, Hildebrando Ruiz Gutiérrez, opinó que el proceso de construcción de los proyectos debe realizarse de manera adecuada ya que han esperado dos años para que se inicien tras el Fenómeno El Niño Costero.

En tanto, el presidente de la Junta de Usuarios de Riego de la región Piura, Julio Taboada Yarlequé, señaló que están fiscalizando las obras para que estas se ejecuten en el más breve plazo.

Indicó, además, que lo que se avanza actualmente es solo una parte de la infraestructura dañada del departamento que debe ser rehabilitada en el plazo de dos años. “Aún falta mucho”, sostuvo.

Taboada Yarlequé sostiene que se reunirán con la Ministra de Agricultura y Riego, Fabiola Muñoz, para dialogar sobre aspectos de la problemática del agricultor piurano, como los créditos agrarios y bajos precios de los productos.

Los agricultores exigen obras de rehabilitación que cumplan con los requerimientos y especificaciones técnicas, por lo que piden sean evaluadas constantemente para lograr revertir la difícil situación económica que viven tras el Niño Costero, que afectó miles de hectáreas de cultivo.

Fuente Diario Correo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco − 2 =

Translate »