El Poder Judicial sentenció este jueves a tres años de pena suspendida de la libertad a Edwin Rubén Rivas, alcalde del distrito de Papayal, región Tumbes, quien fue hallado culpable del delito de colusión en agravio del Estado.

El burgomaestre, quien culmina su mandato este 31 de diciembre, también fue inhabilitado por tres años para ejercer la función pública y deberá pagar una reparación civil de S/20.000.

La investigación que determinó su responsabilidad estuvo a cargo del fiscal Jhonatan Rivas Céspedes, de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Tumbes.

Según las investigaciones, Rivas García ordenó el pago del total de las valorizaciones en la obra de construcción de la plazuela del caserío Abelardo Quiñones, en Papayal, la misma que está inconclusa y en estado de abandono.

La misma sentencia fue dictada en contra del empresario Henry Morán Campos, de la empresa Servicios Múltiples, quien tuvo a cargo la ejecución de la referida obra.

El adelanto del fallo fue leído esta tarde en el despacho del Juzgado Unipersonal con competencia en casos de corrupción de funcionarios de Tumbes, que dirige la jueza Roxana Amaya Pazo. La lectura íntegra de la sentencia fue programada para el 11 de enero.

Fuente El Comercio

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

18 − 12 =

Translate »